Historia

unnamed-2La historia de la institución comenzó como la culminación de un fenómeno social, como una necesidad imperiosa de la época, de unidad en el esfuerzo y de responsabilidad común de un grupo de esclarecidos ciudadanos, que los llevó a echar las bases de la fundación de una Asociación o Cuerpo que respondiera al anhelo general del pueblo de contar con algo especializado para combatir los siniestros que venían sucediéndose cada día con mayor frecuencia debido al aumento de la población y extensión de los diferentes barrios.

Fue así como el 1° de Octubre de 1870 se reunió un grupo de jóvenes cuyos corazones generosos deben haber palpitado al impulso de los mismos nobles sentimientos de quienes el 4 de Junio de 1851 dieron vida en la ciudad de Valparaíso al Primer Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Chile. Se suscribió un acta con la firma de todos los asistentes y se inició así la acción de aquel grupo de hombres transformados en fieles defensores de la propiedad, formando una brigada de auxilio que, en los primeros momentos, como es lógico suponer, carecía de los elementos más indispensables para llevar a cabo su tarea en forma eficiente. Sin embargo, hubo voluntad para sobreponerse a las dificultades de orden económico para la adquisición de elementos adecuados.

Para ellos se hizo presente el espíritu de sacrificio, de lucha y de superación de todos los que voluntariamente estuvieron dispuestos a afrontar tan enorme tarea. Entre aquellos fundadores destacamos, por su entusiasmo inigualable a Vicente Rojas Rodríguez y Federico Gyersen, a los que acompañaban tantos otros dotados de iguales virtudes.

Tras constantes esfuerzos se pudo adquirir una Bomba a palanca que, con orgullo y pomposamente se denominó “Bomba Fundadora”.

Los primeros esfuerzos se vieron luego acrecentados, contagiados con el ejemplo, con la incorporación de nuevos idealistas como Silva Cienfuegos, Marshall, Donoso Cruz, Rafael Valentín Rojas, Pedro Letelier Silva, Santiago Letelier Silva, Tomas Williams, etc.

Ya la Organización había entrado rectamente por la senda del progreso y la actividad de cada cual tendía a encontrar y procurar la forma y los medios para obtener lo necesario e indispensable para el mejor y cada día más eficiente servicio.

Fue así como, el Supremo Gobierno reconociendo la labor que desarrollaba este Cuerpo, le otorgó su personería jurídica por Decreto Nº 271 de 9 de Septiembre de 1873, llevando las firmas del Presidente don Federico Errázuriz y del Ministro, don José María Barceló.

El primer Cuartel ocupado por el Cuerpo estuvo ubicado en calle 2 Oriente entre Uno Sur y Uno Norte y su sistema de alarma consistía en una campana donada por un talquino entusiasta y generoso, don Marcos Trewela, quien la hizo fundir en el mismo pueblo para obsequiarla enseguida al Cuerpo. Hermoso gesto de comprensión y espíritu de solidaridad hacia aquellos verdaderos paladines del ideal.

Años después, las actividades se ven un tanto obstaculizadas como consecuencia de la Guerra del Pacífico y en que también los Bomberos Voluntarios debieron prestar servicios especiales a la ciudad resguardando el orden público. Sin embargo, esta circunstancia sirvió para demostrar el temple de esa juventud que se encontraba dispuesta a servir en cualquier momento a la ciudadanía, ya en los difíciles días del conflicto bélico como en los apacibles de la paz.

Terminada la guerra, un ilustre hijo de esta tierra, el General don José Francisco Gana, regaló al Cuerpo otra Bomba a palanca, elemento que vino a completar los servicios que prestaba la adquirida en un comienzo, en los años de su iniciación.

Las actividades generales de la Institución continuaron en forma progresiva, ingresando a la vez nuevos Voluntarios, como Germán Schlegel, Anselmo Hevia Concha, Vicente Ignacio, Federico y Fortunato Rojas Labarca.

Este mismo orden de cosas hizo ver la conveniencia de perfeccionar la organización; de modo que, estando el Cuerpo constituido desde un comienzo en Sección de Hachas y Escalas, como también de Agua, fue dividido en Compañías; dos de Agua, la Primera y la Segunda; y una de Hachas y Escalas, la Tercera: Esto ocurrió en el año 1884 y si bien es cierto que los Voluntarios pertenecían al Cuerpo, que había sido fundado el primero de Octubre de 1870, en virtud de esta separación y constitución en tres Compañías, sólo la Segunda, que conservó en su poder la Bomba Fundadora, mantuvo como fecha de su fundación el mismo ya citado primero de Octubre de 1870, en cambio, la Tercera de “Hachas y Escalas”, adoptó como fecha de su organización el día 6 de Julio de 1884 y la Primera, de “Agua” al igual que la Segunda, acordó fijar como fecha de partida como Compañía, el día 8 de Agosto de ese mismo año 1884.

El duro trabajo que significaba para el personal la atención del Servicio, por las deficiencias tanto del material, como la obtención del agua para extinguir los siniestros, no le impidió al Cuerpo prestar oportuna y eficaz ayuda a las autoridades en la epidemia del cólera que azotó al país en el año 1886. Cabe destacar en esta abnegada labor, a los Voluntarios de aquel entonces Drs. Crisólogo Molina, Fortunato Rojas Labarca y Juan Manuel Salamanca.

También, en los tristes días de la Revolución del año 1891, teniendo que atender la Guardia del Orden en la ciudad, con igual desinterés y abnegación, conscientes que sus deberes cívicos no tienen un fin predeterminado ni limitado, sino que alcanzan allá donde quiera que su obligación de ciudadanos les señale.

La historia de este Cuerpo está llena de hechos sobresalientes que, no es posible hacer notar ni siquiera a título de recuerdos atendiendo los principios de nuestra organización, su ideal de servir por humanidad, sin diferencias ni distinciones. No obstante, es preciso estampar en esta reseña otros de sus servicios especiales: en el terremoto del año 1928 que azotó la zona y principalmente a nuestra ciudad. También en 1931, le fue encargada por la autoridad la formación de Cuadros de la Guardia del Orden; lo que trajo quietud y serenidad a los ánimos en esos críticos momentos.

En una ciudad como Talca, que se extendía hacia sus cuatro puntos cardinales por su natural expansión de pueblo progresista, surgió el interés y entusiasmo de la juventud de su sector oriente, como una aparente liberalización, desde su Centro Social de Plaza Arturo Prat, para echar las bases de la organización de una Compañía de Bomberos, como auténtica representación del barrio, pujante y con gran voluntad creadora.

Fue así como el año 1948, se fundó la Cuarta Compañía de Bomberos de Talca, dependiente del Cuerpo de Bomberos de la ciudad y bajo la dirección del gran dirigente, de tan grata recordación, don Juan Herrera Vergara.

Igualmente, siguiendo los pasos de la Cuarta, en el año 1968 se acordó la organización de la Quinta Compañía, quedando como una Unidad en formación, siendo su primer Director don Jorge Velozo Manríquez. Fue reconocida como Compañía y autorizado su funcionamiento por parte del Directorio General el año 1970.

Más tarde, el 12 de Mayo de 1991 nace la Sexta Compañía en el sector sur oriente de la ciudad. Su primer Director fue don Luis Morales San Martín.

A la parte histórica de esta reseña habría que agregar la información relacionada con el material de que se disponía en un comienzo, o sea, a la Bomba a palanca “Fundadora” y la otra recibida al término de la Guerra del Pacífico, la adquisición o traspaso, con destino a las diferentes Compañías, que se indica a continuación:

Primera Compañía: Su primera máquina fue a vapor “Merryweather and Sons”, similar a la que poesía en aquel entonces la 5ª Compañía de Santiago; posteriormente, en 1898 se adquirió la “Shand Masson” también a vapor, que todavía se conserva en condiciones de funcionamiento y que en 1984 causó un verdadero acontecimiento público; en 1927 se recibió el primer Carro Bomba automóvil, bautizado como “Rafael Valentín Rojas”. Se recibió años después, cedida por el Cuerpo de Bomberos de Santiago, una Máquina “Mann” de gran potencia. Con posterioridad, con erogación pública y con patrocinio del Diario “La Mañana” de Talca, se adquirió un Carro Bomba “Reo”. Años después, en 1963 el gobierno de don Jorge Alessandri Rodríguez hizo entrega de una Máquina Bomba “Nissan”.

En el año 1970, el del Centenario del Cuerpo de Bomberos de Talca, se compró un moderno Carro Bomba “Ford Ward La France”, financiado con el producto de la participación de la Ley del Fósforo, de que fue autor el recordado parlamentario, gran benefactor, don José A. Foncea Aedo.

Posteriormente, la Unidad recibe los siguientes Carros Bombas: “Camiva Berliet” año 1981, “Renault Midlum” año 2003; el Carro de Rescate “Renault S 90” año 1989 y el Furgón “Toyota Crown” año 1990 (Apoyo de Rescate).

Segunda Compañía: Posteriormente a las dos Bombas a palanca de que disponía, se adquirió otra que fue bautizada con el nombre de “La Cucha”, de mucha utilidad y gran rendimiento. En el año 1912 se compró la Moto Bomba “Miusset” de arrastre, de gran calidad y potencia. En 1929 vino la moderna Bomba automóvil marca “Gaff Mercedes Benz”, una verdadera joya mecánica. Luego contó con otra Bomba automóvil “Mercedes Benz”, importada por medio de la firma Kauffmann y Cía. En 1970, otra moderna Bomba “Ford Ward La France”, comprada en igual forma que la de la 1ª Compañía.

Mas tarde, los modernos Carros Bombas “Renault M 180” año 1991, “Renault S 150” año 1997 de la especialidad Haz Mat (materiales peligrosos).

Tercera Compañía: A un Carro Porta-Escalas de que disponía a tracción animal en el año 1916, se agregó la adquisición del Carro automóvil “Darraco” en 1926 y, posteriormente en 1929, el Porta-Escalas también automóvil marca “Dodge”, que se bautizó con el nombre de “Germán Schlegel”. Más tarde, en 1953 se compró un Carro Telescópico, con un alcance de 18 metros. Se siguió con la compra de otro Porta-Escalas marca “Ford” alemán, bautizado con el nombre de “Manuel J. González”.

Se incorporan paulatinamente al servicio, el Carro Telescópico “Mercedes Benz” año 1960, el Carro Porta-Escalas “Camiva S 150” año 1985, los Carros Bombas “Camiva S 170” año 1987 y “Renault Camiva Midlum” tipo C-4 4 x 2 año 2009.

Cuarta Compañía: Su primer Carro Bomba automóvil fue marca “Chevrolet” año 1851, que se bautizó como “Bomba Oriente”, continuando con la compra de otro Carro Bomba “Ford Ward La France” año 1970, similar al de la 1ª y 2ª Compañías.

Se incorporan más tarde, los Carros Bombas “Camiva Berliet” año 1982 y “Renault Albertville” año 1994.

Quinta Compañía: Poco después de su fundación, el año 1968 se le asigna su primer elemento mecánico de trabajo, un moderno Carro Bomba marca “Ford” de procedencia brasileña.

Posteriormente se la asignan los siguientes Carros Bombas: “Camiva Albertville” año 1995 y y “Renault Camiva Midlum” tipo C-4 4 x 2 año 2009, los Carros de la especialidad de Rescate: “Chevrolet Pronto” año 1972, “Citroen Jumper” año 1998 y la camioneta de apoyo marca “Nissan Patrol” año 1991.

Sexta Compañía: El primer Carro Bomba asignado a esta Unidad, fue el “Ford” año 1968 brasileño que prestó servicios a la 5ª Compañía. Posteriormente, se le destinó un Carro Bomba “Ford Ward La France” año 1970.

Más tarde, se le entrega definitivamente el Carro Bomba “Camiva Berliet” año 1982 y recientemente, la máquina de última generación marca “Renault Camiva Midlum” tipo C-4 4 x 2, año 2009 con estanque con capacidad para 5.000 litros de agua.

La renovación del material mayor, es decir los Carros Bombas, el material menor y los equipos complementarios, se materializa con un importantísimo financiamiento otorgado por la Junta Nacional de Cuerpos de Bomberos de Chile, que representa a todos los Cuerpos del país con personería jurídica. No obstante el rol fundamental que cumple este Organismo Superior, no interviene directamente en materias propias de cada institución bomberil, respetando su autonomía, estructura, disposiciones disciplinarias y medidas organizativas propias del servicio que brinda a la ciudadanía en general.
La bitácora institucional, registra millares de servicios prestados a la comunidad, muchos traducidos en misiones de alto riesgo, originando fatalmente bajas en su filas; de ahí que en los Cuarteles como único testimonio una Llama Eterna arde en memoria de los Voluntarios caídos en actos del Servicio: Alberto Contreras Marcou (Primera Compañía) y Juan Avendaño Jara (Cuarta Compañía).

Los Bomberos Voluntarios entregan a la sociedad en forma gratuita, el recurso humano que requiere el servicio bomberil y para satisfacer las demandas de esta era moderna y tecnológica, el personal institucional se ha sometido a las exigencias de una alta capacitación y permanente actualización, dando paso a la formación de Bomberos Profesionales.

Es así como las diferentes Unidades han sumado a su rol de extinción de incendios, una determinada especialidad complementaria:

Primera Compañía: Rescate Vehicular (accidentes de tránsito y ferroviarios, atropellos, apoyo a Samu, etc.).

Segunda Compañía: Hazmat (control y manejo de emergencias con productos químicos, materias o sustancias peligrosas).

Tercera Compañía: Rescate Urbano (búsqueda y salvamento de personas en edificios y estructuras colapsadas, rescate de personas atrapadas en alturas o profundidades mediante equipamiento de cuerdas).

Quinta Compañía: Rescate Vehicular (accidentes de tránsito y ferroviarios, atropellos, apoyo a Samu, etc.).

El notable y acelerado crecimiento de la ciudad, ha llevado a nuestra institución a una total descentralización de los servicios, en base a una calificación previa de sectores geográficamente estratégicos (cantidad de habitantes, vías de accesos, flujo vehicular, congestionamiento de tránsito en calles y avenidas, etc.). Es por ello que nuestros Cuarteles y equipamientos se encuentran distribuidos en los siguientes puntos: Primera Compañía: 3 Sur 4 y 5 Oriente (sector central de carácter financiero, comercial y habitacional), Segunda Compañía: 5 Oriente con 7 Norte (sector norte, de características industrial y habitacional), Tercera Compañía: 10 Oriente (sector sur oriente, principalmente habitacional), Cuarta Compañía: 1 Sur 13 y 14 Oriente (sector oriente, de carácter industrial, comercial y habitacional, próximo al Hospital Regional, Rodoviario, Estación de Ferrocarriles y Ruta Cinco Sur), Quinta Compañía: Población Independencia (sector sur poniente, esencialmente comercial, agrícola y habitacional), Sexta Compañía: 8 Sur con 30 Oriente (sector sur oriente, específicamente comercial, industrial, agrícola y habitacional).

Los miembros del H. Directorio General del Cuerpo de Bomberos, en su constante preocupación por el progreso y proyección institucional, han elaborado diversos proyectos tendientes a mejorar el servicio, su equipamiento tecnológico y de protección al personal, modernización de equipos de radiocomunicación y central telefónica, sistema de red computacional, implementación de equipos de trabajo, etc., enfocados permanentemente en nuestra principal misión: Defender vidas y bienes.